El Día Internacional de la Felicidad

El día del eclipse solar, atrapé la rodaja de limón que se encontraba en el fondo del vaso de refresco y la devoré con fruición.

El día que terminaba el invierno, me propulsé hacia atrás en el agua caliente de la piscina.

El día que amaneció cubierto de frías y oscuras nubes, canté las canciones que sonaban por la radio del coche y me inventé sus letras en inglés.

El día que empezaba la primavera, me monté en un columpio, como cuando era niña, y sentí el cosquilleo de siempre al coger impulso.

Ira en columpio

El viernes, tomé una copa de helado de chocolate con mousse de chocolate y pastel de chocolate.

El día que la luna tapó al sol, miré el reloj y me sorprendí de haber perdido la noción del tiempo.

Anteayer no apagué la lámpara de mi mesita de noche hasta que no me acabé el libro que me tenía enganchada.

El 20 de marzo, entre otras cosas, fue el Día Internacional de la Felicidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s