Poesía

De la A a la Z

He aquí, presentadas en orden alfabético, los defectos que una joven casadera rechaza en sus posibles pretendientes: Que no sea atolondrado, bullicioso y bullanguero; que cuando pase una dama incline bien su sombrero. Tampoco me interesa un charlatán embaucador, que además de egocéntrico resulte fanfarrón. En el otro extremo odio a gazmoños e hipocondríacos; los inseguros… Sigue leyendo De la A a la Z