Vida cotidiana

Propósitos bailongos

Este año he querido ser diferente. Más torneada. Más ligera. Más esbelta. ¡He querido ser una Barbie deportista y hacer ejercicio por fin! Después de sufrir los achaques de una rutina frente al ordenador, y entender a la perfección aquello de “tengo los miembros desencajados y el fémur tengo muy dislocado”, he decidido que tanta contractura no… Sigue leyendo Propósitos bailongos